De nuevo nos piden “pinchar” en el enlace sugerido, que es falso como podréis comprobar en la imagen de abajo.

La manera más fácil de infectar el ordenador es haciendo clic en un enlace dentro del correo electrónico, por esto, debemos tomar precauciones y no fiarnos. Ante la duda mejor preguntar.

Puedes enviarnos tu correo electrónico para analizarlo y comprobar si se trata de VIRUS.

Si recibes correos de este tipo a menudo, están en riesgo los datos de la empresa y hay que pensar seriamente en buscar una solución.

Muchos clientes tienen filtro de correo (anti spam y anti virus) para el correo corporativo pero no para cuentas de uso personal (como hotmail y Yahoo), que también usan en el ordenador de la empresa. Ni que decir tiene que corren un riesgo elevado de ser infectados con el agravante que además de su ordenador se pueden infectar los demás ordenadores en red y el servidor. Incluso las copias de seguridad pueden verse afectadas si están conectada por USB o RED.

En la siguiente imagen podéis ver que el enlace al que nos quieren hacer llegar nada tiene que ver con el Banco Santander.